Nuestra Historia

HISTORIA COLEGIO FELMER NIKLITSCHEK

 

El Colegio “Felmer Niklitschek”, se  fundó el 26 de Octubre de 1953  en el sector de Puerto Chico, de la ciudad de Puerto Varas. Su nombre  fue tomado de los apellidos  del matrimonio formado por don Antonio Felmer y doña Regina Niklitschek, dos personas muy ligadas al establecimiento, debido a que ellos  donaron  a la Congregación el terreno  para que se construyera en él  una escuela en  favor de los niños y jóvenes. 

Desde sus comienzos y hasta la fecha, el colegio  ha funcionado bajo la orientación y dirección de la Congregación de “Religiosas Franciscanas Misioneras del Sagrado Corazón”, como sostenedoras y encargadas del bienestar, progreso  y formación  valórica cristiana,  de toda la comunidad educativa.

En sus inicios funcionó con dos cursos y en el  año 1961 se amplía  hasta sexto año básico. El  19 de Octubre 1982, por Exenta Nº 6874, regulariza la calidad de Cooperador de la Función Educacional del Estado para impartir Enseñanza Básica; en el año 1984,  por Exenta 875,  faculta al Colegio para impartir Enseñanza Parvularia y en 1989 con Exenta Nº 314 se amplía este reconocimiento a la Enseñanza Media modalidad Técnico Profesional. En el año 2001 se inicia la modalidad Humanística Científica siendo en la actualidad una Institución Educativa Polivalente.  A partir del año 2013 se incorpora el primer   nivel de transición   (NT1, PRE KINDER) en la enseñanza prebasica.

 Muchas han sido las etapas y pruebas por las que ha debido pasar nuestra unidad educativa para ocupar el sitial que hoy tiene dentro de la comunidad puertovarina, entre ellas, una de las más duras,  fue la   destrucción total del colegio  a raíz de un incendio , en el año 1985. Como consecuencia de este lamentable acontecimiento se presenta un nuevo desafío para las religiosas del colegio,  quienes con gran esfuerzo, constancia, dedicación, recursos de la Congregación, aportes de instituciones extranjeras y de la  Comunidad local, se construyó un nuevo y moderno edificio escolar.

Pensando siempre en el beneficio, bienestar y óptimo aprendizaje de los niños y jóvenes, es que la Congregación no ha escatimado esfuerzos en el mejoramiento y crecimiento de  la   infraestructura  del colegio, tal es así que se fueron agregando nuevas construcciones como: el primer  pabellón de enseñanza prebásica,   pabellón de Enseñanza Media con sus respectivos  talleres para las especialidades técnico profesional,  laboratorios de informática ,la hermosa capilla con capacidad para 200 personas aproximadamente, techado del patio principal, segundo piso del pabellón Enseñanza Media  con ocho salas de clases,  ampliación del casino, sala de estudio y biblioteca, construida gracias el aporte financiero de la bienhechora Wanda Gesso, gimnasio número dos, multicancha y  la última de ellas, un nuevo pabellón preescolar con hermosas y modernas dependencias, para la recreación, biblioteca y aulas de clases.

En lo académico, el colegio siempre se  ha hecho partícipe de los cambios, ajustes y programas del Ministerio de Educación, sustentando y fortaleciendo los principios y valores propiciados por la Congregación y el Estado, con el deseo  de ser un  aporte válido a la Educación Chilena.

Dentro de las principales acciones que se han realizado en esta área son: Incorporación a  la Jornada Escolar Completa (JEC), participación  en   los proyectos de mejoramiento educativo, implementación de  la red Enlace , Pasantías de profesores al extranjero, Acreditación de las carreras técnico profesionales de Administración y Contabilidad,   Certificación De la Gestión Escolar a través de Fundación Chile, Incorporación a la Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP), Capacitación y  Perfeccionamiento del cuerpo docente y asistentes de la educación, lo que ha sido una  preocupación constante  de la Dirección del Colegio. Esto  último  ha generado buenos resultados en las mediciones externas de pruebas SIMCE y  PSU a través de los años.

   Desde el año 2002 hasta hoy, la Comunidad Escolar es favorecida con  la Excelencia Académica (SNED),   estímulo y reconocimiento al trabajo profesional y a la entrega permanente del cuerpo docente y religiosas del colegio.

La formación académica de los estudiantes  se complementa con las actividades extracurriculares que les ofrece el colegio para su  formación integral, favoreciendo en  ellos el desarrollo de sus capacidades y valores humanos y cristianos  siendo algunas de ellas, pastoral para niños, jóvenes y adultos, orquesta juvenil e infantil, deportes, danza folclórica, gimnasia artística,  grupo coral  y banda, entre otras.

Por todos los logros mencionados y muchos otros que no fueron plasmados en estas líneas, es que la comunidad educativa se siente orgullosa y comprometida de continuar formando niños y jóvenes fortalecidos  con  los principios valóricos que nos inspira San Francisco de Asís, especialmente la Paz y el Bien.

Agradecemos a Dios por todos los dones concebidos para nuestra unidad educativa y pedimos  a Él su bendición para continuar esta hermosa misión.